Madrid, tercera ciudad más cara de Europa para comprar un vehículo usado

Madrid es la tercera ciudad europea más cara para comprar un coche de segunda mano por detrás de París y Munich, según un estudio realizado por AutoScout24. El estudio confirma que comprar un coche de segunda mano en España es un 2% más barato que el año pasado y un 4% más bajos para el conjunto de Europa.

En España, hasta junio, el importe medio de los coches de segunda mano marcó 12.330 euros, muy por debajo de los algo más de 14.100 euros que pagaron de media los europeos.
Italia siguió siendo el país con los precios más bajos para sus vehículos de segunda mano. De hecho, acumuló una caída en el primer semestre del año de casi un 10%, con un coste medio por usado de 12.249 euros, ligeramente algo inferior a los precios españoles.
El caso contrario los marcan Alemania y Francia donde las caídas de precios han sido menores, fueron los mercados del entorno europeo con un gasto mayor en la compra de un usado, con unos precios que rondan los 16.000 euros por coche.

Entre las ciudades europeas más caras para comprar un vehículo usado, París se sitúa en primera posición, con un precio medio de más de 25.000 euros, por delante de Munich (18.368 euros). En este ránking, llama la atención la posición de las ciudades de Madrid y Barcelona, que se colocan inmediatamente después con unos precios que rondan los 15.000 euros.

Según el director general de AutoScout24 España, Gerardo Cabañas, “ahora que el usado parece haberse consolidado como la alternativa natural en la compra de un vehículo -las ventas crecieron un 5% hasta junio- y que los españoles difícilmente acceden al mercado de nuevos por falta de financiación, se hace necesario más que nunca un plan de ayudas, una posible prórroga del Plan PIVE que incluya también a los usados más jóvenes”.

Por comunidades, Castilla-La Mancha es la comunidad que más cayó hasta junio (-7,5 %), seguida de la Comunidad de Madrid (-5,7 %), Murcia (-4,8 %), País Vasco (-4,7 %) y Cantabria (-4,2 %). Por su parte, la Comunidad Valenciana registró descensos de casi un 3 %, junto con Galicia (-2,4 %), Cataluña (-1,7 %) y La Rioja (-0,7 %).

Por el contrario, las que más subieron en el primer semestre del año fueron Navarra, con un alza del 9,2 %, además de Canarias (+6,5 %), Extremadura (+5,4 %), Baleares (+4,7 %), Castilla y León (+3,2 %), Andalucía (+2,3 %), Aragón (+0,3 %) y Asturias (+0,5 %).
Respecto a las comunidades más baratas para comprar un usado, destacó Extremadura (10.346 euros) que se situó a la cabeza, seguida de Castilla-La Mancha (10.990 euros) y Cantabria (11.506 euros). Las Islas Canarias y Baleares volvieron a marcar los precios más altos a la hora de hacerse con un usado, con importes medios de 15.652 euros y 13.321 euros, respectivamente.

Fuente: autobild.es

Comments for this post are closed.