Como norma general, una batería de coche de buena calidad tiene una vida útil de 4-5 años, pero son numerosos los factores que pueden acortar su vida. El principal factor es la calidad de la batería; las baterías sin marca, que tanto proliferan últimamente, son baterías de baja calidad y dudosa procedencia y, por lo general, duran mucho menos que baterías de marcas reconocidas. También afectan a la vida de las baterías de coche otros factores: la climatología, el uso que le damos al coche y la instalación de accesorios eléctricos. Leer más

Los coches con Start-Stop son los coches que se paran y arrancan automáticamente en los semáforos y necesitan tanto unas baterías de coches específicas mucho más potentes como un equipo de diagnóstico que se conecta a la centralita para su correcta instalación: estas baterías no pueden ser instaladas por uno mismo o por un taller sin el equipo adecuado. Desconfié de cualquiera que le pretenda cambiar una batería Start-Stop con un voltímetro y una llave inglesa.

Leer más

Existe una creencia de que la segunda batería siempre dura menos que la que traía el coche de serie. Esto ocurre en muchas ocasiones porque se sustituye la batería del coche por una de calidad inferior a la de serie o de menor capacidad. Los principales fabricantes de automóviles instalan baterías de primera calidad en los coches nuevos, si cambiamos esa batería por una marca “barata” lo normal es que dure mucho menos. También sucede que muchos talleres o grúas no disponen de la batería para nuestro coche y nos “endosan” una parecida pero de menos amperios o menor potencia de arranque.

Leer más